Revolución

Revolución: el turbulento reinado de Akhenatón.
Fotografía y diseño gráfico © Demian Ortiz

Han sido muchos los egiptólogos que han utilizado esta palabra para referir al  turbulento reinado de Amenhotep IV, que se hizo llamar Akhenatón, sucedido en el siglo XIV a. C.

Heredero inesperado del trono de Egipto en el momento de mayor esplendor de toda su historia -el largo y fructífero reinado de su padre Amenhotep III- y tras la temprana y misteriosa muerte de su hermano Tutmosis, primer heredero al trono, Akhenatón fue proclamado rey de Egipto con el nombre de Amenhotep IV, siguiendo la tradición familiar.

Amenhotep IV había sido educado como sacerdote en la tradición del culto al dios de la XVIII dinastía, el disco solar Atón, y como faraón sacerdote dedicó su vida a proclamar una nueva idea del mundo desde esta antigua tradición de reyes solares, que se remonta a la época de las pirámides.

Toda revolución supone un impulso y esto fue lo que hizo este rey de la antigüedad, seguido por su esposa la reina Nefertiti, cuando proclamaron por primera vez en la historia el monoteísmo y cambiaron así el curso de la historia de Egipto y también el curso de la historia de la humanidad.

¿Pero cómo fueron realmente Akenatón y Nefertiti? Su historia ha sido tratada por el cine en diversas ocasiones pero HEREJE presenta una lectura distinta de este argumento histórico, a nuestro modo de ver, dudosamente entendido hasta ahora. HEREJE profundiza en fuentes egiptológicas para entender mejor su historia y su proyecto revolucionario, en sus luces y sus sombras, como descubriréis si seguís con nosotros esta aventura.

HEREJE es una película de interiores, un drama encerrado entre los muros de palacio, donde se muestran intrigas de poder en el terreno íntimo de emociones enfrentadas respecto a un sueño utópico, al mismo tiempo que muestra el temor de la familia real egipcia ante su sombrío y turbio destino.

Puede que la revolución impulsada de Akhenatón y Nefertiti causara un gran desconcierto y sufrimiento a su pueblo, pero también ofreció luz a las tinieblas del oscurantismo y la codicia de los sacerdotes del dios Amón, la deidad principal de Egipto, y más de treinta siglos después, su leyenda continúa viva y llena de hechizos, y en cierto modo nos habla también de nosotros, de sueños y pasiones profundamente humanas.

 

Anuncios
Revolución

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s