3. REALISMO

Fotografía de rodaje de la pelicula "Hereje", dirigida por Ignacio Oliva. © Demian Ortiz, babelestudio.com
Fotografía del rodaje de la película “Hereje” © Demian Ortiz

por Ignacio Oliva

Hace unos años presenté La rosa de nadie (Univers Film,2011) en Oporto y coincidí con el cineasta portugués Pedro Costa. Nos presentó el historiador y crítico lisboeta Carlos Melo Ferreira. Aquella noche, entre innumerables cigarrillos, hablamos de realismo en el cine y de cómo los cuadros en movimiento conforman una realidad representada.

Si el cine es capaz de ser representación realista del espacio y del tiempo -como indicaba André Bazin -hay que ser cautelosos, sin embargo, al conectar cualquier argumentación metafísica sobre la naturaleza de la representación llamada realista y la justificación del estilo realista. El estilo realista es siempre una versión del realismo representado.

Como cineasta me reconozco en la tarea de representar la realidad y de ofrecer una versión realista de la misma desde dos elementos fundamentales: el lenguaje y la imagen. No hay un lenguaje del cine. El plano o la secuencia no son analizables generalmente en términos lingüísticos. No podemos considerar la narrativa visual en términos de frases ni partes gramaticales porque que no son frases. Las imágenes fílmicas no tienen una estructura gramatical. El único lenguaje del cine es el que utilizan los personajes en los diálogos.

Cuando escribo y ruedo películas soy consciente del realismo con el que trabajo. La representación de la realidad tiene dos ejes: el texto (el lenguaje que usan los personajes,a través del cual se “nombra” la realidad) y la imagen que fijan los cuadros en movimiento (la cámara que mira y también nombra, de otra forma, la realidad). Son dos caras de la realidad, el lenguaje y la imagen, y ambos ejes se unen y acontecen en el tiempo que las contiene.

Aunque HEREJE como película theatrical combina lenguaje de los personajes e imagen, su realismo a mi modo de ver encuentra más poder en el discurso lingüístico de los personajes que en el terreno visual. Cuando los personajes hablan están representando la realidad desde una aproximación al sistema de pensamiento del hombre antiguo y este esfuerzo en la documentación previa ha sido muy importante a la hora de construir el guión. El lenguaje es representación. Así, la reconstrucción/representaciónde la realidad histórica en HEREJE va más allá de la puramente escénica/visual que captura la cámara precisamente por el lenguaje. En otras palabras, intentamos hacer de la necesidad virtud y el realismo de la película se resuelve más en el lenguaje que habita los hechos referidos que en la (re)creación visual-por otra parte ajena a la “ilustración”- de esos hechos.

Pero toda realidad en la representación artística no es más que realidad simbólica, o una hipótesis de la realidad, como nos dijo Robert Musil.

Fotografía de rodaje de la pelicula "Hereje", dirigida por Ignacio Oliva. © Demian Ortiz, babelestudio.com
Fotografía del rodaje de la película “Hereje” © Demian Ortiz

 

Anuncios
3. REALISMO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s